Lindsey Graham, un senador de EE.UU., en el programa Face the Nation, comentó este domingo que Occidente está interesado en ayudar a Ucrania a cambio de sus 

recursos naturales que pueden dar beneficios de 10 a 12 billones de dólares y que no quiere que lleguen a manos de Vladímir Putin, el presidente ruso.

"Si ayudamos a Ucrania ahora, podrá llegar a ser el mejor socio de negocio con el que jamás habíamos soñado", añadió, refiriéndose a los recursos minerales de los que pueden sacar beneficios los países europeos y EE.UU., en vez de Rusia y China. "Ellos tienen de 10 a 12 billones de dólares de minerales esenciales en Ucrania", dijo, suponiendo que podría ser el país más rico de Europa. "No quiero dar ese dinero y activos a Putin para que los comparta con China", confirmó el senador republicano, señalando que sería "ridículo".

"Vamos a ayudarlos a ganar la guerra que no podemos permitirnos el lujo de perder", subrayó Graham, hablando de la necesidad de encontrar la solución del conflicto. "Pero están sentados en una mina de oro".

Cabe recordar que, en marzo de este año, durante su visita a Kiev, el senador había exigido al Parlamento ucraniano aprobar la ley de movilización que disminuiría la edad mínima para el reclutamiento de 27 a 25 años. "Necesitamos más gente en la línea", recalcó el senador hace cuatro meses. "No importa lo que hagamos, ustedes luchan por ustedes".