Un nuevo hito en la búsqueda de vida extraterrestre: Europa está construyendo en Chile un instrumento de última generación llamado ANDES (Atmospheric Near-infrared Differential Echelle Spectrometer) que permitirá a los científicos buscar señales de vida en exoplanetas con una precisión sin precedentes.

ANDES se instalará en el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (ELT), que se encuentra en construcción en el desierto de Atacama, uno de los lugares más secos y con el cielo más claro de la Tierra. La combinación de ANDES con el ELT creará un poderoso observatorio que podrá analizar la luz de las atmósferas de exoplanetas y detectar biofirmas, como gases que podrían indicar la presencia de vida.

#Europa construye en #Chile un instrumento para buscar vida en otros mundos


ANDES será capaz de detectar moléculas como el agua, el metano y el dióxido de carbono, que son esenciales para la vida tal como la conocemos. También podrá medir la temperatura y la presión de las atmósferas de los exoplanetas, lo que proporcionará información valiosa sobre su habitabilidad.

La construcción de ANDES es un esfuerzo conjunto de instituciones europeas y chilenas, entre las que se encuentran el Observatorio Europeo Austral (ESO), la Universidad de Cambridge y la Universidad de Chile. Se espera que el instrumento esté completado en 2029 y que comience a funcionar poco después.

Este proyecto es un paso importante en la búsqueda de vida fuera de la Tierra. Los científicos esperan que ANDES nos ayude a encontrar evidencia definitiva de la existencia de vida en otros planetas, lo que sería un descubrimiento histórico que cambiaría nuestra comprensión del universo.