La plataforma de streaming Netflix se enfrenta a una demanda por daños y perjuicios de US$170 millones por parte de la productora estadounidense 42 Entertainment. La demanda alega que Netflix incumplió un contrato al cancelar la serie infantil "Bebé reno" después de una sola temporada.

Según la demanda, 42 Entertainment firmó un contrato con Netflix en 2018 para producir una temporada de "Bebé reno", una serie animada basada en la popular franquicia de libros infantiles. El contrato supuestamente garantizaba a 42 Entertainment una segunda temporada si la primera temporada tenía un cierto número de espectadores.

Sin embargo, Netflix canceló la serie después de la primera temporada, a pesar de que supuestamente cumplió con los requisitos de audiencia. 42 Entertainment alega que Netflix canceló la serie de mala fe y que la compañía le debe US$170 millones en daños y perjuicios.

Netflix ha negado las acusaciones y ha dicho que planea defenderse enérgicamente en la corte. La compañía ha señalado que tiene el derecho de cancelar cualquier serie en cualquier momento, según los términos de su contrato con 42 Entertainment.

Este es el último de una serie de problemas legales que Netflix ha enfrentado en los últimos años. La compañía ha sido demandada por infracción de derechos de autor, discriminación y prácticas comerciales desleales.