El cáncer vaginal es un tipo de cáncer poco común que se origina en las células que recubren la vagina. Si bien es relativamente raro, es importante conocer sus síntomas y factores de riesgo para poder detectarlo a tiempo y recibir el tratamiento adecuado.

¿Qué es el cáncer vaginal?

La vagina es el canal que conecta el útero con la parte externa del cuerpo. El cáncer vaginal se produce cuando las células del revestimiento vaginal crecen de forma anormal y sin control. Estas células anormales pueden formar un tumor o propagarse a otras partes del cuerpo.

Cáncer vaginal: Todo lo que necesitas saber
Cáncer vaginal: Todo lo que necesitas saber


¿Cuáles son los síntomas del cáncer vaginal?

Los síntomas del cáncer vaginal pueden variar dependiendo de la etapa del cáncer y de la ubicación del tumor. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Sangrado vaginal anormal: El sangrado vaginal anormal puede presentarse entre períodos menstruales, después de la menopausia o después de tener relaciones sexuales.
  • Flujo vaginal anormal: El flujo vaginal anormal puede ser acuoso, sanguinolento o con pus.
  • Un bulto o protuberancia en la vagina: Es posible que pueda sentir un bulto o protuberancia en la vagina durante un examen vaginal o al tener relaciones sexuales.
  • Dolor o molestia durante las relaciones sexuales: El cáncer vaginal puede causar dolor o molestia durante las relaciones sexuales.
  • Picazón o ardor en la vagina: La picazón o el ardor en la vagina pueden ser síntomas de cáncer vaginal, especialmente si se acompaña de otros síntomas.
  • Dolor pélvico: El dolor pélvico puede ser un síntoma de cáncer vaginal avanzado.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer vaginal?

Existen varios factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar cáncer vaginal, entre ellos:

  • La infección por el virus del papiloma humano (VPH): El VPH es un virus de transmisión sexual que puede causar verrugas genitales y cáncer de cuello uterino, vagina, vulva y ano. El VPH es el principal factor de riesgo del cáncer vaginal.
  • La exposición al dietilestilbestrol (DES): El DES es un medicamento que se recetó a mujeres embarazadas entre las décadas de 1940 y 1960 para prevenir los abortos espontáneos. Las hijas de las mujeres que tomaron DES tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer vaginal.
  • La edad: El cáncer vaginal es más común en mujeres mayores de 60 años.
  • El tabaquismo: Fumar aumenta el riesgo de desarrollar cáncer vaginal.
  • El sistema inmunitario debilitado: Las mujeres con un sistema inmunitario debilitado, como las que tienen VIH/SIDA, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer vaginal.

¿Cómo puedo prevenir el cáncer vaginal?

Si bien no existe una forma segura de prevenir el cáncer vaginal, hay algunas cosas que puede hacer para reducir su riesgo:

  • Vacunarse contra el VPH: La vacuna contra el VPH se recomienda para niñas y adolescentes de 11 a 12 años. También puede vacunarse si es mayor, hable con su médico para ver si es adecuada para usted.
  • Hacerse pruebas de Papanicolaou con regularidad: Las pruebas de Papanicolaou pueden detectar células anormales en el cuello uterino que pueden convertirse en cáncer. Las mujeres deben hacerse pruebas de Papanicolaou con regularidad, según las recomendaciones de su médico.
  • No fumar: Fumar aumenta el riesgo de desarrollar muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer vaginal.
  • Practicar sexo seguro: El uso de condones durante las relaciones sexuales puede ayudar a reducir el riesgo de contraer el VPH.
  • Mantener un sistema inmunitario fuerte: Una dieta saludable, el ejercicio regular y el manejo del estrés pueden ayudar a mantener un sistema inmunitario fuerte.

¿Qué debo hacer si creo que tengo cáncer vaginal?

Si experimenta alguno de los síntomas del cáncer vaginal, es importante que consulte a su médico de inmediato. Su médico le realizará un examen físico y puede ordenar pruebas, como una biopsia, para diagnosticar o descartar el cáncer.

Si se le diagnostica cáncer vaginal, su médico trabajará con usted para desarrollar un plan de tratamiento adecuado para su situación individual. Las opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, radioterapia y quimioterapia.

El cáncer vaginal es una enfermedad grave, pero el diagnóstico temprano y el tratamiento pueden aumentar las posibilidades de éxito. Si tiene algún factor de riesgo de cáncer vaginal o si experimenta algún síntoma, es importante que consulte a su médico de inmediato.