Rusia puede tener nuevos "éxitos tácticos" en el frente en las próximas semanas, declaró el miércoles el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

Durante una rueda de prensa, celebrada pocas horas después de que el presidente estadounidense Joe Biden aprobara un multimillonario paquete de ayuda a Ucrania, Israel y Taiwán, Sullivan afirmó: "El anuncio de hoy es una muy buena noticia para Ucrania, que sigue sometida a una fuerte presión en el campo de batalla". "El hecho es que vamos a tener que cavar para salir del agujero que fue creado por seis meses de retraso antes de que el Congreso aprobara el suplemento", agregó.

Además, dio a conocer que en marzo se enviaron a Ucrania una "cantidad significativa" de misiles ATACMS en cumplimiento de una orden del presidente Joe Biden, emitida en febrero. Mientras tanto, estas armas siguen saliendo de la línea de producción y entrando en las reservas de EE.UU., lo que permite "seguir adelante con el suministro" de las mismas, explicó.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.
El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.Jim Watson / AFP


En paralelo, Sullivan dijo que la utilización de los fondos congelados rusos "sigue siendo objeto de debate" entre EE.UU. y sus socios europeos. "Lo ideal es que todos avancemos juntos [...] y encontremos una forma común de garantizar que estos activos se utilicen para la reconstrucción de Ucrania", recalcó.

  • Después de un largo periodo de intensos debates sobre el paquete de ayuda a Ucrania, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el sábado el proyecto de ley, que posteriormente recibió el visto bueno del Senado y del presidente.
  • Por su parte, Biden anunció que los suministros de armas a Ucrania como parte de los fondos del paquete comenzarán dentro de unas horas.
  • Los fondos aprobados incluyen 60.800 millones de dólares para Kiev, 26.400 millones para el país hebreo y 8.100 millones de dólares para Taipéi.
  • Durante meses, la Administración Biden se había opuesto al envío de misiles ATACMS de hasta 300 kilómetros de alcance, ante el temor de que el Ejército ucraniano lo usara para atacar objetivos en el interior del país euroasiático. Sin embargo, una persona consultada por Reuters señaló que Washington cambió de opinión después de acusar a Rusia de emplear misiles balísticos de largo alcance suministrados por Corea del Norte contra Ucrania en diciembre y enero.
RT