La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado el talco como "probablemente cancerígeno para los humanos" (Grupo 2A). Esta decisión, publicada el 5 de julio de 2024, se basa en una amplia revisión de la evidencia científica disponible, que indica una asociación entre la exposición al talco y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario, especialmente en mujeres que lo usan en el área genital durante un período prolongado.

Si bien la clasificación de "probablemente cancerígeno" no significa que el talco cause cáncer en todos los casos, la IARC ha determinado que existe suficiente evidencia para concluir que representa un riesgo para la salud humana.

Talco: la OMS lo clasifica como "probablemente cancerígeno"


¿Qué es el talco?

El talco es un mineral natural compuesto principalmente por silicato de magnesio. Se utiliza ampliamente en una variedad de productos, incluyendo:

  • Cosméticos, como polvos para bebés, sombras de ojos y rubores.
  • Productos de higiene personal, como desodorantes y talcos corporales.
  • Productos industriales, como lubricantes y materiales de construcción.

¿Por qué el talco puede ser cancerígeno?

La principal preocupación con el talco es la posible contaminación con asbesto, un mineral altamente cancerígeno. El asbesto puede estar presente en el talco de forma natural o como resultado de la minería y el procesamiento.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de cáncer asociado al talco?

  • Evitar el uso de talco en el área genital. Esta es la recomendación principal de la IARC para las mujeres.
  • Elegir productos libres de talco. Muchos productos cosméticos y de higiene personal ahora están disponibles sin talco.
  • Verificar la lista de ingredientes de los productos que utiliza. Asegúrese de que no contengan talco ni asbesto.
  • Consultar con un médico o dermatólogo si tiene inquietudes.

Es importante recordar que la clasificación de la IARC se basa en la mejor evidencia científica disponible. Sin embargo, el riesgo individual de desarrollar cáncer depende de diversos factores, como la cantidad y la duración de la exposición, la presencia de impurezas en el talco y las características individuales de cada persona.