podría no volver a su vida como princesa después del tratamiento al que se está sometiendo debido al cáncer.

De acuerdo con los informes, la princesa de Gales no regresaría a la vida pública y no volvería a cubrir sus labores dentro de la familia real debido a la quimioterapia preventiva a la que se está sometiendo actualmente tras diagnósticos de cáncer.

Una fuente cercana a los royals le dijo a Us Weekly que Kate “puede que nunca vuelva a desempeñar el papel en el que la gente la veía antes”.

princesa de Gales


El insider agregó que está meditando lo que podría hacer si alguna vuelve a sus labores sociales, una vez que haya terminado su tratamiento de quimioterapia y su salud esté mejor.

Estos reportes surgieron después de que el Daily Beast dijera que la princesa, de 42 años, no estaría activa por el resto del 2024 y que sus compromisos agendados iban a ser repartidos entre otros miembros de la familia real británica.

Asimismo, las afirmaciones de que no volvería al ojo público se dieron a conocer a la par de una fotografía de Kate en la que aparece sin cabello y con una pañoleta en la cabeza; se informó que dicha imagen es falsa y fue hecha con inteligencia artificial para crear confusión entre el público que está expectante a su condición de salud.

En redes sociales se ha especulado que la princesa de Gales no volvería al ojo público jamás debido al cáncer y no sólamente a cumplir con sus labores sociales como miembro activo de la realeza.

Debido a estos informes, se cree que Kate en realidad murió a inicios de año, tras los reportes de una cirugía de abdomen, y que el video con el que comunicó su enfermedad fue hecho con inteligencia artificial.

Antes de esto ya se había hablado de que la integridad de Middleton estaba comprometida y que algo grave le había pasado después de la publicación de la fotografía trucada compartida en Instagram por motivo del día de las madres en Reino Unido.

La esposa del príncipe William ha estado ausente de la vida pública desde inicios de año, cuando se informó que fue sometida a una cirugía de abdomen.

Después de varias especulaciones que afirmaban que algo malo le había ocurrido a la princesa de Gales, que había muerto o que la familia real la tenía oculta por problemas psicológicos, Kate comunicó en un video su diagnóstico de cáncer.

Ella dijo: “En enero, me sometí a una importante cirugía abdominal en Londres y en ese momento se creía que mi enfermedad no era cancerosa. La cirugía fue exitosa. Sin embargo, las pruebas tras la operación hallaron que había habido cáncer. Por lo tanto, mi equipo médico recomendó que me sometiera a un tratamiento de quimioterapia preventiva y me encuentro ahora en sus fases iniciales”.

Y agregó: “Estoy bien y poniéndome más fuerte cada día, centrándome en las cosas que me ayudarán a curarme, en mente, cuerpo y ánimo”.

Tras la cirugía, se informó que Kate Middleton regresaría a sus labores sociales como parte de la familia real de forma remota, pero esto ha sucedido a menor medida, ya que está concentrada en su recuperación.

Informes periodísticos europeos dicen que el tratamiento pronto concluirá, pero después de ello Middleton volverá a ser intervenida quirúrgicamente.