¿Alguna vez has visto a tu perro rascar frenéticamente su cama antes de acostarse? Este comportamiento, aunque puede parecer curioso, tiene una explicación lógica y está arraigado en los instintos naturales de los caninos. A continuación, exploramos las razones más comunes por las que los perros rascan la cama, según Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino.

Búsqueda de confort

Al igual que nosotros ajustamos nuestras almohadas y cobijas para estar más cómodos, los perros rascan y mueven su cama para encontrar la posición perfecta. Este comportamiento les ayuda a crear un nido más acogedor para descansar y a asegurarse de que el espacio este libre de cualquier riesgo o amenaza.

Ante esto, hay que asegurarse de que nuestros perros tengan una cama con buen relleno y de dimensiones compatibles con su tamaño. Lo que ayudará a reducir la frecuencia o la intensidad con la que tu perro rasca la cama antes de dormir y también evitará que tenga frío por estar en contacto directo con el suelo.

Perros


Marcaje

Tanto perros como perras marcan y lo hacen de diferentes maneras con el principal propósito de liberar sus feromonas en ciertos ambientes o superficies. De hecho, cuando un perro rasca una superficie, está llevando a cabo, al mismo tiempo, un marcaje olfativo y un marcaje visual. Y más allá de evidenciar su presencia en este espacio y reafirmar su posesión sobre ciertos recursos, ello permite al perro reconocer su propio olor y sentirse más seguro y a gusto en este entorno.

Regulación térmica

Los perros rascan la cama antes de acostarse también cuando necesitan regular la temperatura de esta superficie. La clave para evitar que tu animal tenga frío o calor y termine rascando la cama para dormir más cómodamente, es ser consciente a la hora de acondicionar y ubicar su zona de descanso.

Estrés o aburrimiento

Otra explicación de por qué los perros rascan la cama, es porque necesitan liberar un exceso energético. Esta situación es más común entre los perros que llevan una rutina sedentaria en un ambiente empobrecido, donde no encuentran recursos o vías positivas para gastar energía y entretenerse.

Entonces, el acto de rascar incesantemente la cama u otras superficies aparece como una válvula de escape que permite al perro descargar la tensión acumulada y sentirse mínimamente aliviado. Proporcionar a tu perro una buena estimulación física y mental es la clave para prevenir todo tipo de conductas relacionadas con el aburrimiento y el estrés.

Entender por qué los perros rascan la cama nos permite abordar este comportamiento de manera más efectiva y asegurarnos de que nuestras mascotas estén cómodas y felices en su espacio. Al reconocer y respetar los instintos naturales de nuestros perros, podemos crear un entorno más seguro y confortable para ellos, lo que se traduce en un bienestar general y una mejor calidad de vida para nuestros fieles amigos.