Seúl. Corea del Sur reanudó este domingo las emisiones por megafonía dirigidas a Corea del Norte, informó su ejército, cumpliendo así una advertencia en la que exigía a Pyongyang que dejara de enviar globos con basura a su territorio.

La decisión de reanudar las emisiones, como forma de guerra psicológica, se tomó después de que Corea del Norte lanzara el sábado unos 330 globos con basura adosada, de los que unos 80 cayeron sobre la frontera, dijeron los militares.

Corea del Sur había advertido a su vecino del norte que tomaría medidas de represalia que podrían incluir emisiones de propaganda desde enormes altavoces instalados en la frontera.

Corea del Sur reanuda emisiones de #megafonías hacia Norcorea


Las emisiones tuvieron lugar el domingo por la tarde y la posibilidad de que se realicen más dependerá de cómo responda Corea del Norte, según el Ejército surcoreano.

Pyongyang comenzó a enviar globos con basura y estiércol a través de la frontera en mayo y dijo que la medida era una represalia por los panfletos lanzados por activistas surcoreanos como parte de una campaña de propaganda.

El 2 de junio dijo que suspendería temporalmente el envío de globos porque las 15 toneladas de basura enviadas eran probablemente suficientes para transmitir el mensaje. Sin embargo, prometió reanudarlo si volvían a lanzarse panfletos desde su vecino y que enviaría una cantidad 100 veces mayor.

Un grupo de activistas surcoreanos desafió la advertencia y desde entonces ha enviado más globos a Corea del Norte con panfletos que critican a su líder, Kim Jong Un, junto con memorias USB que contienen videos y dramas de K-pop, y billetes de dólares.

Corea del Norte ha tenido algunas de las reacciones más airadas ante la campaña de panfletos y las emisiones por megafonía, en algunos casos disparando armas contra los globos y los altavoces.