El presidente estadounidense y candidato demócrata Joe Biden este sábado volvió a mostrar un extraño comportamiento durante un acto de recaudación de fondos para su campaña electoral en Los Ángeles.  

Según muestran videos publicados en las redes sociales, Biden quedó paralizado en el escenario y el exmandatario Barack Obama, que junto con el actual presidente participaba en el evento, intervino agarrando a Biden del brazo y escoltándolo fuera del escenario. El incómodo momento se produjo cuando Biden y Obama se despedían del público tras una entrevista de 45 minutos con el presentador Jimmy Kimmel en el Peacock Theater de la ciudad californiana.

Biden queda paralizado en el escenario y tiene que sacarlo Obama (+VIDEO)


Al mismo tiempo, el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Andrew Bates, calificó de "falsificaciones baratas" los reportes sobre el incidente, afirmando que el presidente no quedó inmóvil, sino que solo "recibió el aplauso de la multitud durante unos segundos". El vocero arremetió contra New York Post, que publicó el video asegurando que "Biden quedó paralizado", diciendo que es un "medio partidista" que "vuelve a faltarles al respeto a sus lectores y a sí mismo".

En el acto de recaudación de fondos también participaron estrellas del cine como George Clooney, Julia Roberts y Barbra Streisand. Según los informes, este sábado la campaña de Biden logró recaudar alrededor de 30 millones de dólares, la mayor cantidad que un candidato demócrata ha conseguido en una sola noche.

El acto estuvo marcado por las masivas protestas que tuvieron lugar en los alrededores del Peacock Theater durante el evento. Los manifestantes exigían un alto el fuego en la Franja de Gaza, acusaban a Biden de mentir e intentaron bloquear la entrada al acto, cuyas entradas costaban entre 250 y 500.000 dólares.

Biden en la cumbre del G7

El presidente estadounidense ya tuvo un extraño comportamiento durante la cumbre del G7 que se celebró esta semana en Italia, generando preocupación entre sus acompañantes. Una fuente diplomática afirmó a New York Post que el mandatario, de 81 años, no estuvo concentrado durante los debates, y el primer día del encuentro sus errores públicos avergonzaron a muchos. "Es la peor condición en la que jamás haya estado", indicó la fuente. 

El rotativo llamó la atención sobre varias acciones del presidente. Por ejemplo, cuando saludó torpemente a la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, besándole el cabello, y cuando empezó a caminar sin rumbo en un estado de confusión durante una demostración de paracaidismo, mientras el resto de líderes asistentes a la cumbre prestaban atención al 'show'.


RT