Agárrense fuerte, amiguitos del postureo, porque hoy es un día para celebrar la vanidad digital en todo su esplendor: ¡el Día Mundial del Selfie!

Sí, ese gesto que algunos consideran egocéntrico y otros una divertida forma de expresión personal, hoy tiene su propia fiesta. Y es que, seamos sinceros, ¿a quién no le gusta inmortalizar un buen momento (o inventarlo) con una autofoto perfecta para las redes sociales?

Un poco de historia para presumir en los comentarios:

Aunque las selfies existen desde la época de los daguerrotipos (sí, leyeron bien, ¡hace casi 200 años!), fue en 2014 cuando se instauró oficialmente este día tan especial. Todo gracias al DJ Rick McNelly, quien vio en el autorretrato digital una oportunidad para unir al mundo (y de paso, recaudar fondos para algunas causas benéficas).

Feliz Día Mundial del Selfie!


El lado oscuro del selfie: más allá de los filtros y poses estudiadas

Pero no todo es color de rosa y filtros de Instagram en el mundo del selfie. Algunos críticos lo ven como una señal de la era del narcisismo y la superficialidad. Sin embargo, los defensores de este arte digital argumentan que se trata de una forma de expresión personal, una manera de compartir momentos con amigos y familiares, e incluso de crear conciencia sobre temas importantes.

Sea como sea, el selfie está aquí para quedarse. Y para celebrarlo como se merece, aquí les dejamos algunos datos curiosos y consejos para sacar la selfie perfecta:

  • El selfie más famoso del mundo: La foto de Ellen DeGeneres con las estrellas en los Oscar del 2014 tiene más de 3 millones de retweets. ¡Más que la población de Islandia!
  • El país más selfista: Filipinas se lleva la corona, con un promedio de 5 selfies por persona al día. ¡Un verdadero paraíso para los influencers!
  • El selfie más extremo: Un astronauta ruso se tomó una selfie en el espacio exterior. ¡Fuera de este mundo, literalmente!

Consejos para una selfie perfecta:

  • Iluminación: La luz natural es tu amiga. Busca un lugar con buena luz y evita las sombras duras.
  • Ángulo: Experimenta con diferentes ángulos hasta encontrar el que más te favorezca. Recuerda que la cámara frontal suele distorsionar un poco las facciones.
  • Fondo: Elige un fondo interesante que complemente tu foto. No quieres que parezca que te tomaste la selfie en el baño.
  • Sonrisa: ¡Sonríe con naturalidad! Una sonrisa falsa se notará a kilómetros de distancia.
  • Edición: No te pases con los filtros. Unos pequeños retoques para mejorar la iluminación o el color están bien, pero no conviertas tu cara en algo irreconocible.

Y lo más importante: Diviértete y sé creativo. El selfie es una forma de expresarte, así que no tengas miedo de experimentar y mostrar tu lado más original.

¡Feliz Día Mundial del Selfie! Que tus fotos sean tan épicas como las de un astronauta en el espacio (o al menos, tan favorecedoras como las de un influencer profesional).