Tras su actuación en el Tecate Emblema en la Ciudad de México, Christina Aguilera, la cantante estadounidense, se convirtió en el foco de atención en las redes sociales debido a un notable cambio en su apariencia. A pesar de haber mostrado un aspecto más curvilineo en años previos, Aguilera subió al escenario luciendo un estilo similar al de sus primeros días de carrera, desencadenando especulaciones sobre su posible uso del fármaco Ozempic para perder peso.

Cristina Aguilera


El Ozempic ha ganado popularidad en la industria del espectáculo estadounidense por su capacidad para ayudar rápidamente a reducir kilitos, incluso es etiquetado como "la droga de Hollywood". Aunque en un corto periodo de tiempo se puede lograr la "apariencia corporal deseada", pocos parecen prestar atención a los posibles efectos secundarios del medicamento y conocer su uso real.

Actualmente, algunos fanáticos de la artista están convencidos de que la intérprete de "Lady mermelade" utiliza este medicamento inyectable, originalmente diseñado para regular los niveles de azúcar en adultos con diabetes tipo 2.

Comentarios en TikTok como "Ozempic, bioestimuladores, botox, etc. ¡Amo eso, es un buen trabajo!" y "Necesito mi dosis de Ozempic" reflejan la percepción de los usuarios sobre la transformación física de Aguilera, quien a sus 43 años, aparece con un corset de cuero que realza su diminuta cintura y botas negras hasta los muslos.


Cabe mencionar que Christina inició el 2024 exhibiendo hasta 20 kilos menos, según informes de "TMZ", su secreto no radica en algún método "milagroso", sino en un cambio en sus hábitos alimenticios. Fuentes cercanas a la estrella aseguran que su nueva dieta se basa en frutas y verduras, evitando azúcares y alimentos ultraprocesados, además de complementarla con rutinas de ejercicio, ya que Aguilera es conocida por ser muy activa y practicar diversas disciplinas.

Las letras pequeñas del Ozempic
Según un artículo de "La Vanguardia", Ozempic fue considerado el avance científico más destacado del 2023, llevando a Novo Nordisk, un laboratorio danés, a convertirse en la empresa más valiosa de Europa. La fama del medicamento se ha visto impulsada por figuras como Elon Musk, y se especula que fue utilizado por Kim Kardashian para lucir el vestido de Marilyn Monroe en el MET Gala de 2022.

Sin embargo, esta notoriedad ha provocado una escasez de Ozempic y otros medicamentos similares para diabéticos y el control de la obesidad. Ozempic se administra semanalmente y, según ensayos clínicos, puede provocar una pérdida de peso del 15%, ya que imita la acción de la hormona GLP-1, reduciendo el apetito emocional al actuar sobre el cerebro y el sistema digestivo.

Pese a sus beneficios en pacientes que sí lo requieren, Ozempic es costoso y puede causar efectos secundarios como hinchazón, malestar estomacal, gases y eructos. Además, su uso debe acompañarse de dieta y ejercicio para mantener resultados a largo plazo. Al suspender el tratamiento, si no se han adoptado nuevos hábitos, es probable que se recuperen los kilos perdidos.

En algunos países se investiga si Ozempic puede causar depresión en pacientes y si su interrupción abrupta puede desencadenar un aumento del apetito voraz debido a los cambios en los niveles de glucosa en sangre. Es importante destacar que el medicamento no debe utilizarse sin prescripción médica. Su uso indebido puede provocar efectos secundarios como dolor abdominal, diarrea, vómitos y náuseas.