La excandidata a la gubernatura del Estado de México lanza un dardo a la dirigencia de ‘Alito’ Moreno y renuncia a su militancia priista, tres meses después de asegurar que iba a permanecer en el tricolor pese a no participar en este proceso electoral


El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha sumado una nueva baja. Alejandra del Moral, excandidata a la gubernatura del Estado de México, anunció este lunes su salida del tricolor. “El PRI que conocí, al que orgullosamente representé y defendí, ya no es el mismo”, afirmó la política mexiquense en una dura carta dirigida a Alejandro Alito Moreno, el líder nacional priista. Del Moral aseguró que Moreno ha dejado de lado los “ideales revolucionarios” y ha inhibido la crítica interna. La renuncia se produce apenas tres meses después de que desmintiera que iba a abandonar el partido tras abstenerse de participar en este proceso electoral. Inmediatamente después del anuncio, Claudia Sheinbaum, la abanderada de Morena, agradeció que Del Moral respaldara su candidatura presidencial.

Alejandra del Moral se suma a Claudia Sheinbaum: “El #PRI que conocí ya no es el mismo”


“Tras una reflexión profunda, he llegado a la conclusión de que es momento de construir nuevos caminos”, señaló Del Moral en la misiva. Sheinbaum compartió esta misma mañana una foto con la excandidata priista en sus redes sociales y aseguró que ambas encontraron “más coincidencias que diferencias” tras reunirse. “Le agradezco su decisión de sumarse a nuestro proyecto en favor del pueblo de México”, escribió la aspirante del partido del presidente, Andrés Manuel López Obrador. “Es tiempo de mujeres y de transformación”.

Del Moral había subido el pasado 21 de febrero otra fotografía con Xóchitl Gálvez, la candidata presidencial de la coalición opositora integrada por el PRI, junto al Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). “Se les dijo y se le avisó, firmes con la alianza Fuerza y Corazón por México”, comentó la política mexiquense, que perdió la gubernatura del Estado en junio del año pasado contra la morenista Delfina Gómez. Fue la primera candidata priista que cayó en una elección en esa entidad en casi 100 años. “Señora Sheinbaum, ¿no [decía] que el PRIAN no sé qué? Puro cuento”, cuestionó Gálvez tras enterarse de la noticia.

El anuncio llega también en un momento crítico de la carrera por la presidencia y el Congreso. Las campañas concluyen el próximo miércoles y las votaciones para definir más de 20.000 cargos públicos en todos los órdenes de gobierno serán el próximo domingo. A semanas del inicio formal de la contienda, en marzo, Del Moral tenía un lugar en las listas del PRI como candidata plurinominal a una diputación federal, lo que la acercaba a ocupar una curul sin necesidad de hacer campaña. “Los verdaderos esquiroles. Ahí está su ‘voto útil”, comentó Jorge Álvarez Máynez, el candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, a quien el frente opositor le ha insistido en declinar a favor de Gálvez.

“Continuaré promoviendo los valores en los que creo y contribuyendo al progreso de nuestra nación desde otros ámbitos”, aseguró Del Moral. En la carta, fechada a este lunes, se muestra crítica de la toma de decisiones de la dirigencia de Alito Moreno. “Ahora se privilegian decisiones basadas en la sumisión al presidente, sin espacio para el debate o el ejercicio de criterios propios”, se lee en el documento. El líder priista aún no ha hecho declaraciones públicas sobre lo sucedido y ha dedicado sus mensajes a la recta final de la elección, con alusiones a la “fuerza del priismo” y a Gálvez, como la única opción para construir “un país más fuerte”.

Del Moral se suma a una larga lista de políticos priistas que han migrado a la llamada a la Cuarta Transformación, el proyecto político de López Obrador. Eruviel Ávila, exgobernador y exdirigente del PRI en el Estado de México, renunció a su militancia el año pasado para dar el salto como candidato a diputado del Partido Verde Ecologista de México, aliado de Morena. “Vas a aportar mucho al proyecto de nación de nuestra próxima presidenta”, señaló Ávila a Del Moral. Luis Miranda Barrera, hijo del exsecretario de Desarrollo Social durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, es también aspirante de la coalición oficialista. En septiembre, Alito Moreno también amagó con la expulsión de Alfredo del Mazo, el último gobernador priista en la entidad, y lo acusó de “sumisión” ante Morena. La entonces candidata criticó con dureza a los priistas que saltaron del barco. “Lo peor del PRI ya no está en el PRI, está en Morena”, señaló en un mitin de abril del año pasado.

“La gente detesta la incongruencia y castiga la incongruencia”, señaló Xóchitl Gálvez tras celebrar un mitin en Hidalgo, su Estado natal. “Se nota que están desesperados y van a buscar lo que puedan esta semana para tratar de bajar el ánimo de esta campaña”, comentó. La abanderada presidencial lanzó un mensaje directo a los priistas mexiquenses, al asegurar que están “en el camino correcto” y les pidió cerrar filas.

En la oposición se han multiplicado las voces que acusan “traición”, pero han tratado de modular la reacción en horas claves antes de la definición de la elección. Sheinbaum no ha aclarado si Del Moral tendrá alguna responsabilidad en un virtual proyecto de Gobierno o en alguno de los partidos que conforman la coalición gobernante. Más allá de su salida del PRI, la excandidata a gobernadora no había adelantado cuál será su futuro político. “Soy y seré priista por convicción”, dijo en febrero, “con cargo y sin cargo, en la victoria y en la derrota, he probado de ambas sopas y sigo firme en mis convicciones”.

Elías Camhaji