En las últimas horas, se conocieron las nuevas directrices que impulsó la administración del presidente estadounidense, Joe Biden, para los solicitantes de asilo. Con el objetivo de endurecer las condiciones y controlar los ingresos ilegales en la frontera, las autoridades aplicarán nuevos criterios. En ese sentido, existen ciertas categorías de migrantes que serán deportados automáticamente.

La medida responde a una crisis migratoria en la que se reclama por respuestas. Ciudades y estados están rebasados por la gran cantidad de indocumentads que llegan, en su mayoría solicitantes de asilo. Dado que el Congreso no ha aprobado una reforma migratoria, el gobierno de Biden ha adoptado a lo largo de los años una serie de acciones. En ese contexto, llegaron las medidas anunciadas la semana pasada.

Estas son las cuatro categorías de #migrantes que no podrán pedir #asilo bajo las nuevas normas de Estados Unidos


Según se anunció, se instó a las autoridades a aumentar la dificultad en las entrevistas de miedo creíble, el primer paso que debe superar un migrante para obtener la estadía temporal en Estados Unidos y exponer su caso frente a un juez de inmigración. Más allá de esta y otras medidas, también se implementó otra reglamentación que causó impacto. Según consignó Telemundo, existen cuatro categorías de migrantes que serán automáticamente rechazadas y no podrán solicitar asilo. Estas son:

*A quienes se les haya negado su caso anteriormente.

*Quienes posean historial delictivo.

*Quienes sean identificados como terroristas o miembros de organizaciones criminales.

*Quienes sean familiares de migrantes inadmisibles por cualquier motivo.

En caso de cumplir con cualquiera de las condiciones, el migrante no superará la etapa de entrevista de miedo creíble y será deportado. Según indicaron las autoridades nacionales, esto aplicará a un universo reducido de extranjeros y no afecta a la mayoría de solicitantes de asilo.

Junto con lo ya mencionado, se encuentra otra directiva para las autoridades de la cuestión migratoria. De acuerdo con esta regla, se debe buscar la posibilidad de reubicar al migrante en algún sitio de su país donde no corra peligro. En caso de que se encuentre, se procederá con la deportación del solicitante de asilo.