Las fuerzas rusas se han apuntado éxitos tácticos en varias zonas del frente, según lo anunció el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Alexánder Syrski. 

"La situación en el frente se ha agravado. En un intento por hacerse con la iniciativa estratégica y romper la línea del frente, el enemigo ha centrado sus principales esfuerzos en varias zonas, creando una ventaja significativa en fuerzas y medios. Está atacando activamente a lo largo de todo el frente, y en algunas zonas está teniendo éxito táctico. Hay un cambio dinámico de escenario", escribió el jefe militar ucraniano en su cuenta de Telegram.

El coronel general Alexánder Syrski, jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania.
El coronel general Alexánder Syrski, jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania.


La situación "más difícil" para el Ejército ucraniano se ha desarrollado en las áreas de Pokrovsk y Kurájovo, en áreas bajo control ucraniano en la República Popular de Donetsk, "donde continúan los combates encarnizados", señaló.

Los militares rusos "han desplegado hasta cuatro brigadas en estas zonas e intentan desarrollar una ofensiva al oeste de Avdéyevka y Márinka", ciudades clave de la defensa ucraniana en Donbass, que pasaron al control ruso el pasado febrero y en diciembre, respectivamente. En esta situación, las tropas ucranianas "se han desplazado a nuevas líneas al oeste de Bérdychi, Semiónovka y Novomijáilovka", reza el comunicado.

Syrski también llamó la atención sobre la "acumulación y reagrupación de tropas" rusas en el sector de Járkov. "En las zonas más amenazadas, nuestras tropas han sido reforzadas con unidades de artillería y tanques", indicó.

Este sábado, el comandante en jefe informó en una reunión a distancia con los aliados occidentales del Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania, con sede en la base aérea de Ramstein (Alemania), que la difícil situación operativa y estratégica que se vive en el frente ucraniano tiende a agudizarse.

RT