Un estudio reciente del Centro de Investigación Pew revela que el deseo de emigrar de México ha alcanzado niveles históricos. El 37% de los mexicanos encuestados expresaron su deseo de abandonar el país en busca de mejores oportunidades.

Esta cifra representa un aumento significativo en comparación con el 28% registrado en 2018, y evidencia un creciente malestar social ante la persistente inseguridad, la desigualdad económica y la falta de oportunidades laborales.

Factores que impulsan la migración:

  • Inseguridad: La violencia y el crimen organizado han convertido a México en uno de los países más peligrosos del mundo. Según el Índice de Paz Global 2023, México ocupa el puesto 148 de 163 naciones en materia de paz.

  • Desigualdad económica: La brecha entre ricos y pobres en México es una de las más amplias de América Latina. El 1% de la población más rica concentra más del 26% de la riqueza nacional, mientras que el 50% más pobre solo posee el 2%.

  • Falta de oportunidades laborales: La tasa de desempleo en México es del 3.5%, pero la cifra real podría ser mayor, ya que muchos trabajos no son registrados formalmente. Además, los salarios son bajos y las condiciones laborales precarias.

Migrantes Mexicanos


Destinos preferidos:

  • Estados Unidos: El país vecino sigue siendo el destino más atractivo para los migrantes mexicanos, debido a su cercanía, la posibilidad de encontrar trabajo y la oportunidad de reunirse con familiares y amigos que ya residen allí.

  • Canadá: La estabilidad política y económica de Canadá, junto con su sistema de salud universal y sus políticas de inmigración más flexibles, lo convierten en un destino atractivo para muchos mexicanos.

  • Europa: Algunos países europeos, como España y Alemania, también son destinos de interés para los migrantes mexicanos, principalmente por sus ofertas de trabajo en sectores como la agricultura y la construcción.

Impacto de la migración:

La migración tiene un impacto significativo tanto en México como en los países receptores.

En México:

  • Pérdida de capital humano: La migración de personas jóvenes y talentosas representa una fuga de capital humano que frena el desarrollo del país.

  • Aumento de la violencia: La ausencia de oportunidades para los jóvenes puede contribuir a la delincuencia y la violencia.

En los países receptores:

  • Aumento de la fuerza laboral: Los migrantes aportan mano de obra a sectores clave de la economía, especialmente en trabajos que los ciudadanos locales no están dispuestos a realizar.

  • Enriquecimiento cultural: La migración fomenta la diversidad cultural y el intercambio de ideas.


La migración es un fenómeno complejo con múltiples causas y consecuencias. Es importante que los gobiernos de México y los países receptores trabajen juntos para abordar las causas estructurales que impulsan la migración, como la inseguridad, la desigualdad económica y la falta de oportunidades.

Al mismo tiempo, se deben implementar políticas migratorias justas y ordenadas que protejan los derechos de los migrantes y contribuyan al desarrollo tanto de los países de origen como de los de destino.

Fuentes: